Discurso político dominicano en tiempos de coronavirus

Autor

Indhira Suero
Periodista cultural, columnista, locutora, analista de prensa y docente universitaria. Becaria Fulbright, con investigaciones sobre medios afroamericanos y nuevas tecnologías. También se desempeña como embajadora de SembraMedia en República Dominicana.

Resumen:

  • Tras pasar de no referirse a temas de salud, los candidatos a la presidencia dominicana volcaron su mensaje hacia la COVID-19.
  • En América, resaltan casos de discursos populistas y silencio total. 
  • El discurso ante la crisis debe ser claro, solidario, empático y directo.

Tema: Discurso político 

 

La enfermedad COVID-19, pone a prueba el planeta y la política es uno de los sectores donde más impacta. En República Dominicana, tras suspenderse las elecciones por primera vez en la historia democrática el pasado 16 de febrero, y luego de la celebración de otros comicios el 16 de marzo, el discurso de los candidatos a la presidencia cambió desde el miércoles 18: de acusaciones ante la falla del voto automatizado, a uno enfocado en la pandemia.

Presidencia

Mediante prensa y redes sociales, los mandatarios de diversas naciones ordenaron una serie de medidas dirigidas a detener la pandemia. Por igual, proporcionan datos sobre diagnósticos de coronavirus, posibles contagiados y número de pruebas realizadas. 

El 17 de marzo, tras 21 diagnósticos y una muerte, el mandatario Danilo Medina se dirigió a la nación, para anunciar medidas gubernamentales. Previo a esto, la población expresó en redes sociales su descontento por la tardanza del mandatario para pronunciarse sobre el tema. Medina volvió a dirigirse al país el pasado miércoles 25.

Melvin Peña, consultor en comunicación, considera que la tardanza es el error más frecuente en situaciones como esta ya que  —mientras más tarde hable un político— la gente se llena de ansiedad, echa de menos el liderazgo y pierde la confianza. 

“La ausencia de discurso, la van llenando los rumores, los rivales, las fuentes no autorizadas. En las primeras horas de las crisis, minutos en estos tiempos de instantaneidad, lo que se necesita es la presencia del político y una breve declaración para comunicar ‘estoy aquí’, ‘estoy al frente’, ‘ahora mismo no tenemos todos los elementos a mano, pero estamos involucrados y vamos a ofrecer soluciones’”, refiere.

Candidatos

En anteriores monitoreos de Polétika, los candidatos presidenciales dominicanos se refirieron muy poco sobre salud. Por ejemplo, desde el dos de diciembre del 2019 hasta la fecha, solo el candidato Guillermo Moreno se pronunció sobre el tema recibiendo la valoración de ‘Falta concreción’.

Para la periodista Riamny Méndez, el país tuvo la mala suerte de que coincidiera la pandemia con la campaña, lo que hace que partidos mayoritarios traten de sacar ventajas y protagonismos. Destaca la propuesta de soluciones de parte de los candidatos. 

Mientras que Matías Bosch, activista social, destaca que hasta hace una semana — nadie le conocía una sola propuesta o alusión sobre la salud del pueblo dominicano a ninguno de los principales candidatos presidenciales, ni a sus dirigentes claves. También expresa que el discurso actual se dirige sobre todo a las clases media-alta y alta.

“Es impresionante ver la carrera desesperada de candidatos, dirigentes y partidos en lanzar ideas, proponer grandes soluciones y hasta en hacer donativos”, lamenta. “Eso se hace apuntando jamás a la integralidad del problema de la salud del pueblo y del sistema sanitario. Son frases, ideas, mensajes, propuestas y ofertas en el exclusivo ámbito de la enfermedad COVID-19”. 

Abinader

Luego del primer discurso de Medina, el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, propuso la adopción de un conjunto de medidas complementarias. Abinader, utiliza las redes sociales y cadenas televisivas a nivel nacional para enviar su mensaje. Antes del miércoles 18, en su cuenta de Twitter, solo se refirió al coronavirus el 29 de febrero pidiendo prevención y que los expertos de salud se pusieran a disposición de la población.  

En Youtube, tiene cinco videos dirigidos al tema: la grabación de su alocución oficial al país, un mensaje de ánimo, un video en vivo y dos mensajes religiosos (una misa católica y mensajes de varios pastores evangélicos). Sus grabaciones duran de nueve a siete minutos. 

Por igual, el PRM anunció que comprará 40 mil kits de pruebas rápidas para detectar el coronavirus, “para poner a los médicos de nuestro partido a trabajar junto a las autoridades en un operativo en todo el territorio nacional”.

Castillo

El aspirante del Partido de la Liberación Dominicana, Gonzalo Castillo, basa su discurso en exhortar a la ciudadanía a seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias. También se caracteriza por ser el primero en: ofrecer una “donación” (de  20 millones de pesos del presupuesto de su campaña), “hacerse cargo” de la repatriación de 120 médicos dominicanos en Cuba, enviar un avión de Helidosa con destino a China para traer ayuda desde esa nación y anunciar la entrega de 15 mil tests aprobados, 500 mil guantes y 500 mil mascarillas.

El jueves 19 de marzo sacó una falsa portada en el periódico Diario Libre con información sobre el coronavirus y donde anunciaba que distribuiría gel antibacterial en todo el país. En su cuenta de twitter, el martes 17 fue la primera vez que se refirió a la enfermedad.

Su canal de Youtube, tiene cuatro videos sobre el tema: dos mensajes en los que aparece Castillo y dos promociones publicitarias sobre lavado de manos. Ninguno pasa del minuto de duración. 

Fernández

El expresidente Leonel Fernández propuso, el 18 de marzo,  12 medidas al Gobierno para enfrentar la epidemia y proteger a productores nacionales y a ciudadanos dominicanos.

El 16 de marzo fue la primera vez que trató el tema en Twitter: aseguraba que el gobierno cometía un error al anunciar medidas contrarias a los protocolos básicos dispuestos por la OMS y que se perdía tiempo valioso para contener la cadena de contagio.

En su cuenta los mensajes varían: desde condolencias a las familias de fallecidos por la pandemia, peticiones a detener los intereses personales, hasta críticas por la forma de que la Presidencia reparte las raciones de comida.  

En YouTube, el candidato de la Fuerza del Pueblo tiene ocho videos dirigidos al tema: una propuesta y tres recomendaciones. Sus grabaciones se extienden desde siete a un minuto.

Moreno

Guillermo Moreno, candidato por Alianza País, pidió transparencia y propuso medidas de salud pública, y de carácter económico y social durante un mensaje emitido a la ciudadanía. La cuenta de YouTube de su partido tiene tres videos: una alocución nacional y dos comentarios en la emisora Super 7FM. Abarcan de ocho a cinco minutos. 

Moreno también publicó un artículo en el Diario Libre sobre la pandemia y con críticas al partido de gobierno.  El 17 de marzo fue la primera vez que trató el tema en Twitter.

Al igual que los otros políticos, sus discursos terminan con una referencia a la fe y a Dios. Tanto Moreno como Fernández se enfocan en presentar propuestas y no ofrecieron ninguna “donación” o alguna acción directa como Abinader y Castillo. 

Todos los candidatos suspendieron mítines, marchas y caravanas. 

Otras latitudes

El discurso de los políticos en el continente americano varía en extensión y forma. Algunos como el brasileño Jair Bolsonaro dicen que el virus es una “gripecita”. Mientras que, en lo que va de 2020, el nicaragüense Daniel Ortega no ha hecho ningún pronunciamiento a la nación sobre el coronavirus.

Un poco más al norte, Donald Trump y Manuel López Obrador, presentan discursos particulares. Durante una entrevista, Trump dijo que miles de personas mueren al año por la gripe común, pero que no por eso apagan el país. También indicó que más personas fallecen por accidentes de tránsito.

Para Robert Valencia, periodista de Global Voices y Connectas, Trump no muestra ninguna empatía o compasión y se orienta a un discurso populista. “Estamos en campaña y él aprovecha los medios de comunicación, que transmiten a nivel nacional las ruedas de prensa que realizan desde la Casa Blanca. Lo que ha hecho es utilizar esa plataforma para impulsar su racismo, al referirse al coronavirus como el virus chino y para culpar a los inmigrantes’’, indica. 

El comunicador asegura que Trump quiere mandar a la gente a trabajar porque sabe que si la economía empieza a fallar, no ganará las elecciones. “Hay también hay otro tema en esos discursos de un orden de morales y valores donde se percibe que el partido republicano prefiere que la gente se muera, pero que la economía se mantenga”, dice. “Nos cuestionamos si los canales de TV deben prestar sus espacios para transmitir esas ruedas de prensa”.

Comida en el restaurante La Teca en Oaxaca

Hoy recordé a don Luis González y su gran obra «Pueblo en Vilo. Microhistoria de San José de Gracia». También salió en la plática a la hora de la comida, con doña Esperanza del restaurante La Teca, don Andrés Henestrosa, de San Francisco Ixhuatán, Oaxaca, quien nos dejó la bella novela «El retrato de mi madre». ¡Cuánta cultura hay en nuestro querido México!

Posted by Andrés Manuel López Obrador on Sunday, March 22, 2020

En México, en un video en Facebook, el presidente López Obrador invitaba a que la gente saliera en familia y advertía que “no hacemos nada bueno si nos paralizamos sin ton ni son, de manera exagerada”.

El periodista Aldo Castillo, de Escenario Tlaxcala, asegura que se trata de una posición que intenta reflejar calma y optimismo, con el uso de simbolismos religiosos apelando a la clase trabajadora. “Pareciera que la ciudadanía está más preocupada por el presidente, que ni en su rueda de prensa quiso usar gel antibacterial, suceso que fue captado y replicado por medios. Los medios tienen mucha responsabilidad al respecto; pero tampoco el presidente está cuidando mucho sus formas, y la ciudadanía está demandando seriedad”. 

Mientras que Luis Velázquez, director de Capital CDMX, explica que el mandatario mexicano se destaca por ser demagogo y tratar de desviar los temas de preocupación con su humor blanco: “Es un experto en marketing que sabe desviar la atención con su lenguaje coloquial que atrae mucho a sus principales seguidores que son el sector más marginado del país”.

Pone como ejemplo que en el discurso de un día antes de entrar a fase dos, con cuatro muertos y 367 contagiados, López Obrador no menciona la COVID-19 ya que le importan más los temas de su agenda.

Discurso ideal

Entonces, frente a una crisis humanitaria, ¿cómo debería ser un discurso adecuado?

Para la activista Jenny Torres, de Ciudad Alternativa, debe estar desprovisto de todo interés de protagonismo, ya que pudiera parecer oportunismo y que le quita humanidad y sentido. También debería basarse en datos y usar la demografía, para identificar a las comunidades más vulnerables:

“Hay una diferencia entre solidaridad y caridad en tiempos de crisis.  Ese error lo cometen mucho cuando personalizan y dicen ‘yo voy a dar’, ya que vulneran más a las personas. La caridad se da en desigualdad: el que da está posicionado por encima del que recibe, mientras que cuando es solidaridad se está en un mismo nivel”.  

Torres refiere que el hecho de que algunos candidatos ofrecen comprar kits para las pruebas, llevar comida a los hospitales, guantes, mascarillas, elementos que forman parte de un sistema de salud deja mucho que desear ya que habla de lo que sabemos: la debilidad del sistema de salud y de no pensar en términos amplios y colectivos. 

Para la periodista Riamny Méndez el discurso debe ser práctico, llamar a la unidad, plantear soluciones solidarias y viables “porque si llamas a la unidad y luego el sacrificio es solo de la clase trabajadora no resulta”. 

Dice que los periodistas deben preguntar, buscar los datos, verificar, cuestionar al poder e informar sin alarmar, pero tampoco minimizar la magnitud de la crisis: “el dato no es la verdad última de las cosas. Hay debates y diferentes interpretaciones del mismo dato, hay cuestionamientos válidos al dato. Y el periodista no debe creer que tener un dato es el fin del debate público”.

Melvin Peña, consultor en comunicación, finaliza con la idea de que los discursos políticos en tiempos de crisis o desastres deben tener componentes característicos de fondo y forma. Algunos de esos atributos:

  • Empatía.   
  • Explicación. 
  • Solidaridad. 
  • Liderazgo. 
  • Confianza. 
  • Optimismo. 

 

Otras publicaciones

Los inchequeables

Resumen: Palabras como “muchos”, “miles”, “escasos”, “inmenso”, “pequeño” “alarmantes” o “varias” abundan en el documento con el plan de las candidaturas presidenciales, lo que no ofrece una perspectiva concreta, ni ayuda a verificar la información proporcionada....