¿El Gran Santo Domingo cuenta con agua suficiente para atender la demanda?

Autor

Indhira Suero
Periodista cultural, columnista, locutora, analista de prensa y docente universitaria. Becaria Fulbright, con investigaciones sobre medios afroamericanos y nuevas tecnologías. También se desempeña como embajadora de SembraMedia en República Dominicana.

Leyenda

Resumen:

  • Desde febrero hasta mayo es tiempo de sequía, lo cual representa varios riesgos para el país.
  • En República Dominicana, se hace necesario replantear la distribución del agua.

 

Categoría: Vivienda y hábitat

Tema: Acceso al agua

 

Durante una declaración a la prensa, Felipe Suberví, director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), informó que el Gran Santo Domingo cuenta con agua suficiente para atender la demanda debido a las óptimas condiciones de las fuentes hídricas.

Según el funcionario, los embalses de Jigüey y Valdesia presentan excelentes niveles de agua, de manera sostenida, para abastecer al principal sistema de la institución: el acueducto Valdesia Santo Domingo. 

“Esta producción [de 415 millones de galones de agua potable por día] es adecuada para esta época y con ella podemos mantener, por el momento, el servicio en el Gran Santo Domingo de manera estable… Esto se debe, fundamentalmente, a que los ríos que sirven de fuentes a nuestros acueductos han mantenido buenos caudales”, resaltó Suberví. “Tal es el caso de Haina, Ozama, Nizao, Isabela, Isa y Duey. Esta situación ha permitido que nuestros principales acueductos trabajen a plena capacidad, al igual que la mejora sostenida que hemos tenido en nuestros campos de pozos”.

Realidad

A finales de 2020 —y a principios de este año— llovió bastante. Esas lluvias garantizan que las cuencas y fuentes de suministro tengan agua suficiente para ofrecer el servicio a la ciudad. A pesar de esto, el detalle se encuentra en que se haga un uso racional del líquido ya que desde febrero hasta mayo es tiempo de sequía.

“Hay que hacer un uso racional. Si ha llovido en la cuenca tenemos agua suficiente, pero eso no quiere decir que lo vamos a tener siempre”, indica Altagracia Paulino, presidenta del Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor (Onpeco).

Paulino resalta la necesidad de que se haga un replanteamiento sobre todo por la cantidad de habitantes en el Gran Santo Domingo —unos 3, 339, 410 según el último censo de Población y Vivienda realizado en 2010. Con respecto a las cuencas asegura que tenemos aguas prestadas, ya que nos nutrimos del agua de Baní cuando podríamos adquirirla de los ríos Isabela y el Ozama.

El acceso al agua es un tema delicado en el país. Por ejemplo, según el Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor, aunque cada dominicano dispone de unos 78 galones de líquido diarios para satisfacer sus necesidades, la distribución que se hace es perjudicial para la mayoría de los habitantes, porque “se derrocha mucha agua en la producción agropecuaria al utilizar métodos desfasados”. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En tanto, una encuesta del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (ProConsumidor) refiere que el 83% de la población dominicana consume agua embotellada: 71% para tomar y cocinar y 42% consume entre dos y cuatro botellones a la semana.

Paulino también advierte sobre los problemas que podría traer la minería en el país, para las fuentes de agua. “La ciudadanía responsable debe vigilar lo que va a pasar con el agua”, aconseja.

La presidenta de Onpeco también destaca la necesidad de que se implemente una ley que garantice el derecho humano al agua. Hasta el momento, y luego de más de 15 años de debatirse en el Congreso Nacional, el proyecto de Ley de Agua de la República Dominicana sigue indefinido debido a “no haberse acogido las observaciones y modificaciones que le hizo la comisión bicameral que lo estudió”.

En un reciente encuentro con la prensa, el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Felipe Suberví, anunció un grupo de obras que cambiarán de manera positiva el servicio del agua potable en el Gran Santo Domingo para beneficiar a los residentes en esa demarcación. Aseguró que esas obras, a corto y largo plazo, convertirán al presidente Luis Abinader como “el padre del agua en República Dominicana”. Por igual, con una inversión de US$50 millones, iniciaron la Fase II de Saneamiento Pluvial y Sanitario de la Cañada de Guajimía.

Conclusión

Esta afirmación, hecha por el funcionario Felipe Suberví, demuestra ser verdadera ya que si hay buenos niveles de agua en el país, pero, hay problemas de distribución y manejo del líquido. También se necesita un mayor cuidado de las fuentes y las reservas naturales.

_______________________________________________________________

Verdadero, pero: la afirmación resultó ser verdadera cuando se corroboran los datos, pero se omiten otras informaciones y detalles importantes del contexto. 

 

Leyenda

Compartir

[social_warfare]

Otras publicaciones

¿La deuda pública aumentó en más de RD$16 mil millones?

Resumen:  El año 2023 es el primer año en que se empiezan a publicar de manera oficial los datos de pobreza monetaria de forma trimestral.  Categoría: Fiscalidad Tema: Deuda Autora: Indhira Suero Acosta Durante un almuerzo con candidatos presidenciales de la Cámara...

¿Durante 16 años se mantuvieron solo tres casas de acogida?

Resumen:  Polétika demanda que el fortalecimiento de los sistemas de respuesta a la violencia de género, así como la concientización y capacitación de los actores vinculados a la respuesta ante la inseguridad y violencia, con enfoque de género y acceso eficiente al...