Trabajo doméstico, ¿la Cenicienta del Estado dominicano?

Autor

Indhira Suero
Periodista cultural, columnista, locutora, analista de prensa y docente universitaria. Becaria Fulbright, con investigaciones sobre medios afroamericanos y nuevas tecnologías. También se desempeña como embajadora de SembraMedia en República Dominicana.

Resumen:

  • Las condiciones precarias de quienes se dedican al trabajo del hogar en República Dominicana aumentaron con la pandemia.
  • Entre junio 2019 y junio 2020, 85.461 empleados domésticos perdieron sus trabajos. Un 81.5% de esos, mujeres.
  • Todavía se espera que se regule y garantice mejores condiciones de empleo a miles de trabajadores domésticos. 

 

Categoría: Desigualdades de género

Tema: Trabajo doméstico y COVID

 

La pandemia de COVID-19 trajo consecuencias negativas para todo el mundo. En países como República Dominicana —en el que la desigualdad afecta a varios sectores— impactó aún más. Por ejemplo, se espera que miles de trabajadores suspendidos no tengan seguro a partir de este mes de febrero, ya que el Consejo Nacional de Seguridad Social anunció que la cobertura para ese grupo solo fue hasta el 31 de enero.

Uno de los grupos más afectados es el de quienes se dedican al trabajo doméstico. Desde hace décadas, ese sector lleva una lucha por sus derechos que, hasta este momento, alcanzó pocos logros. La situación empeoró con la llegada de la enfermedad por el nuevo coronavirus: “a inicios de la pandemia, el trabajo doméstico no fue tomado en cuenta para los programas sociales del gobierno y el 78% de las 1,800 trabajadoras afiliadas al Sindicato Unión Nacional Fenamutra Trabajadoras del Hogar”, quedó sin empleos.

COVID ataca

Para Elena Pérez, secretaria general de la Asociación de Trabajadoras del Hogar, la pandemia trajo consecuencias bastante negativas para sus colegas. Entre ellas, despido sin recibir sus prestaciones laborales; suspensión sin disfrute de salario; no poder visitar a sus familiares o trabajar que les paguen sus servicios.

Según Pérez, solo mediante “un trabajo duro de incidencia política” denunciando el abandono que recibieron de parte de las autoridades, lograron la inclusión de las trabajadoras en el programa de asistencia social Quédate en Casa

El informe COVID bajo la lupa, del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), indica que —en República Dominicana— las mujeres sufren tasas de pobreza monetaria superiores a los hombres y “el efecto de la COVID-19 a junio 2020 ha mantenido e incluso aumentado esta diferencia”.

La publicación también menciona que el servicio doméstico aportaba antes de la pandemia 274.804 empleos, en su mayoría a mujeres. No obstante, “entre junio 2019 y junio 2020 se perdieron 85.461 empleos, de los cuales, 81.5% eran empleos femeninos y 18.5% masculinos”. El informe ubica al servicio doméstico, junto a la construcción y el comercio, como una de las ramas de actividad con mayor incidencia en la caída del empleo informal por el confinamiento.

“Este sector es importante tanto en tamaño como por su aporte al cuidado y el bienestar, pero su protección dentro de las medidas de mitigación puestas en marcha ha sido un reto”, refiere la publicación COVID bajo la lupa. “… El alto nivel de informalidad y la desvalorización de las tareas de cuidado han dificultado el desarrollo de políticas estatales de atención al sector”.

En espera

En una entrevista realizada para el podcast ItsOsom, Martha De Jesús, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadoras Domésticas, destaca la necesidad de que los trabajadores del hogar obtengan los derechos por los que, durante años han luchado, como la definición de horario, pago de doble sueldo, 36 horas de descanso y pago de vacaciones.

“Hace 5 años que ya deberíamos haber tenido todos estos derechos”, explica De Jesús. 

La mayor necesidad del sector es obtener el cumplimiento del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ratificado por el país desde el 2013 y puesto en vigor en el 2016.

“Al parecer no es de interés para nuestros legisladores garantizar derechos básicos a más de 325 mil trabajadoras y trabajadores del hogar que representamos [un] 5.6 del PEA o población económicamente activa”, lamenta Elena Pérez. “Seguiremos en pie de lucha hasta lograr que se haga justicia social con nuestros sectores”.

 

Según el programa de gobierno presentado por el entonces candidato a la presidencia Luis Abinader, una vez asumieran el poder tomarían las siguientes acciones para apoyar el trabajo doméstico:

  • Establecer programas para concientizar sobre la importancia del trabajo que realiza la mujer en la esfera privada (cuidar a la familia), lo cual genera una doble jornada de trabajo.
  • Establecer el Sistema Nacional para el Cuidado de Niños y Niñas Preescolares (estancias infantiles), personas con discapacidad y adultos mayores (hogares diarios y permanentes) en todo el territorio nacional.
  • Trabajar con el Congreso y los ministerios de Trabajo y de la Mujer, la OIT y las organizaciones de mujeres para lograr la ratificación del Convenio 156 de la OIT, sobre la igualdad de oportunidades y de trato entre trabajadores y trabajadoras con responsabilidades familiares.
  • Aliviar la carga de trabajo para mujeres cuidadoras.
  • Dar cumplimiento al Convenio 189 de la OIT sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos, empezando por proteger sus derechos humanos y propiciar condiciones justas de empleo, de salario y de jornada de trabajo.

 

Compartir

[social_warfare]

Otras publicaciones

¿La deuda pública aumentó en más de RD$16 mil millones?

Resumen:  El año 2023 es el primer año en que se empiezan a publicar de manera oficial los datos de pobreza monetaria de forma trimestral.  Categoría: Fiscalidad Tema: Deuda Autora: Indhira Suero Acosta Durante un almuerzo con candidatos presidenciales de la Cámara...

¿Durante 16 años se mantuvieron solo tres casas de acogida?

Resumen:  Polétika demanda que el fortalecimiento de los sistemas de respuesta a la violencia de género, así como la concientización y capacitación de los actores vinculados a la respuesta ante la inseguridad y violencia, con enfoque de género y acceso eficiente al...